APADRINA

Apadrinar a un animal de un refugio es una forma diferente de ayudar a la protección animal. Esta fórmula crea un vínculo más estrecho entre tú y él. Esperamos que vengas a visitarlo y que le dediques parte de tu tiempo, pero no es por ti solamente… Si haces algo así, tú ya eres una persona concienciada, y ya sabes qué es un animal abandonado, el sufrimiento que tiene y los esfuerzos de las protectoras para recuperarlo.

Si lo eliges para apadrinarlo, es porque has notado algo que te atrae hacia él, y vendrás a verlo, y a veces vendrás con tu pareja, o con amigos, o con un familiar… ¿Y sabes lo que estarás haciendo? Demostrar a ese animal que hay muchos humanos que son buena gente, decirle que debe perder el miedo, y habituarlo al contacto con personas diferentes. Lo estás socializando, y haciendo que cuando lo adopten sea mucho más rápida su aclimatación a la nueva casa.

¿Qué animales pueden apadrinarse?

Todos nuestros animales pueden ser apadrinados, aunque debes tener en cuenta que algunos de ellos no están en adopción. En ellos entran animales en condiciones muy extremas, que en general tienen tres características comunes: edad avanzada, enfermedad y sufrimiento. En estos lugares reciben las primeras atenciones, y es donde se estabilizan, donde recuperan la confianza y crean lazos sociales y emocionales con otros animales y con los humanos.
Creemos sinceramente que volver a moverlos pasado el tiempo, y exponerlos a un entorno otra vez diferente, es para ellos un mal remedio, y que vale más que se queden con nosotros hasta el fin de sus días. En ninguno de los casos están en jaulas, y tienen calidad de vida.
Nos esforzamos por compensar largos años de crueldades o de carencias, y por eso viven en un ambiente familiar. Pero pueden visitarse igual nuestro refugio está abierto al público.

Malibu

Malibu

Su adopción es muy complicada ya que nació en la montaña fruto del abandono de su madre. El único contacto humano que ha tenido es con los cuidadores del refugio, es además muy tímida, por lo que los profesionales ya nos han dicho que lamentablemente vamos a necesitar mucho tiempo más para encontrar su familia ideal.

Llum

Llum

Llum Rescatado, llegó al refugio con anemia avanzada y leishmania. Necesita tratamiento veterinario constante, este tratamiento es costoso y eso dificulta su adopción. Apadrinando a Llum nos ayudas a poder costear medicamentos y visitas al veterinario.

Quessy

Quessy

Positivo en leishmania igual que Llum, su tratamiento es costoso pero le ha funcionado muy bien y tiene buena salud. Son perros que por sus características físicas y su enfermedad crónica nunca van a salir del Bú Bup Parc, normalmente animales como ellos viven toda su vida en un refugio.

¿Cuánto cuesta?

La cuota la eliges tú, y apadrinas durante el tiempo que desees hacerlo. Para cancelar el apadrinamiento sólo tienes que avisarnos
antes del día 25 (si es después, será efectiva la cancelación al mes siguiente).

¿Tengo beneficios fiscales?

Sí, la cuota de apadrinamiento, como donativo que es, puede desgravarse en la declaración del IRPF. La Fundación Altarriba está acogida a la Ley 49/2002, de 23 de diciembre, de Régimen Fiscal de las Entidades sin Fines Lucrativos y de los Incentivos Fiscales del Mecenazgo, por lo que los donativos a nuestra entidad por cualquier concepto, incluyendo el apadrinamiento, se benefician de desgravación fiscal a efectos del IRPF:

  • 25% las personas físicas (imprescindible DNI)
  • 35% las personas jurídicas (imprescindible NIF)

QUIERO APADRINAR

¿Sabré de él?

La Fundación Altarriba te mantendrá informado de las circunstancias en que está tu animal apadrinado: si es adoptado, si sufre alguna emergencia de salud (no se pide aportación económica extra para el tratamiento de animales apadrinados), o si lamentablemente fallece.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad