Not seeing a Scroll to Top Button? Go to our FAQ page for more info.
Espronceda 214-216 . 08018 Barcelona | Teléfono (+34) 93 412 00 73 | altarriba@altarriba.org
 

Sentimos ser "radicales", pero mientras en Catalunya se sigan abandonando mas de 40.000 animales al año, nosotros seguiremos pidiendo: a los políticos valentía, y a los que comercian con ellos que se cambien el chip. No es ético comprar mientras las perreras sigan llenas de animales que se deterioran en una jaula. Señores, no es ético, y con la Constitución en la mano, la ética, el bien común, supera al bien menor de la comercialización por unos pocos.

Muchos de nosotros vivimos la crisis del textil en las carnes de nuestros padres, o la de la fotografía con la llegada de la fotos por móvil; ellos tuvieron que renovarse y seguir. Y esta es la hora de que las tiendas de animales se renueven, hagan convenios con centros de acogida y promocionen las adopciones.

Por eso nació PEPA, porque los niños lo tienen más claro que nuestros políticos y comerciantes. De la voz infantil sale el grito de la valentía, de la ética y de la empatía por millones de seres indefensos. Este es nuestro proyecto, posible gracias a los niños. Escucha nuestro proyecto, escucha a los niños, que son nuestro futuro, vive nuestro humilde pero gran proyecto, PEPA.

Es un proyecto de futuro, con poco dinero pero con muchísima ilusión, te lo presentamos:

Proyecto Educa, Protege y Aprende. PEPA, para los amigos

 


El proyecto PEPA

A nadie se le escapa que el ser humano, al nacer, presenta una manifiesta empatía hacia la Naturaleza que le rodea, sin filtros ni exigencias, y que la curiosidad y la atracción que esta le despierta es igual a la voluntad de interaccionar con ella y, excepto trastornos, de disfrutarla y protegerla.

Pero la sociedad humana ha evolucionado de tal forma que al niño, durante su aprendizaje y desarrollo, se le empiezan a inculcar los diferentes filtros que su entorno humano considera determinantes y, en el supuesto de que nos ocupa, esto incluye sobre todo el especismo: se le graba en la mente que el hombre está por encima de todas las otras criaturas, hasta el punto que estas no son sino objetos a su servicio y productos de consumo.

En el entorno concreto de los animales de compañía o de familia (que no “mascotas”), poca gente tendrá hijos pequeños que no se enamoren de un peluche con forma de animal, o no habrán visto cómo estira la mano hacia un perro que anda por la calle para acariciarlo o jugar con él.

PEPA
Bien es verdad que, además, la convivencia en casa con un animal a quien se tiene como un más de la familia (no olvidado en un balcón o atado en una caseta), ha demostrado que es beneficioso en el ámbito psicológico y físico para los niños: ayuda a la formación de su sistema inmunológico, coadyuva en la superación de alergias, aporta estabilidad emocional, desarrolla el sentimiento del compañerismo y de la protección, crea vínculos afectivos, fortalece el sentido de la responsabilidad, … y como no, educa en el que es la vida y en las alegrías y sufrimientos que se encontrará en ella. 

Por qué nace PEPA

En España se abandonan 150.000 animales al año (perros y gatos): significa que se recoge un animal abandonado cada 3,5 minutos, y diariamente entre perreras y protectoras se recogen más de 400 animales de la calle. De estos 150.000 animales anuales, un alto porcentaje son además maltratados por sus propios dueños o por personas que los ven en la calle, y entre ellos, niños y jóvenes.

En la actualidad, en España vamos muy por detrás otros países europeos en cuestión de sensibilización y respeto por los animales y la Naturaleza. Esta sensibilización tiene que empezar por nuestros niños, que serán los que en un futuro sigan cambiando las cosas, y en un presente influyan y enseñen a las personas de su entorno.

Los niños, jóvenes y adultos que abandonan y maltratan animales, carecen de esta sensibilización, seguramente por ignorancia, falta de educación, crecer en un ambiente hostil, o directamente aprendido de sus padres o familiares. Es la raíz del problema y es donde queremos trabajar.

En Fundación Altarriba recibimos diariamente decenas de peticiones para acoger animales cuyas familias ya no los quieren: era un capricho y ahora los molesta, han cambiado de piso, el matrimonio se ha separado, la llegada de un bebé,...

Curiosamente, y aunque parezca mentira, cada vez más estas llamadas son efectuadas por menores, los niños de la familia, que ven con tristeza como los padres quieren deshacerse de su fiel compañero, e intentan encontrarle ellos mismos una salida ante la pasividad o el puro desinterés de los padres.

PEPA surge del convencimiento que los niños nacen más sensibilizados en protección animal y medioambiental que los adultos, y a través de ellos, este presente en forma de adulto puede también aprender de los que serán adultos en un futuro y tendrán en sus manos el futuro de todos.

PEPA

En PEPA creemos que un niño es la persona ideal para enseñar a los otros niños a comprender y respetar a los animales y a la Naturaleza, además de convertirse en ejemplo de comportamiento y concienciación en su casa y ante sus padres, hermanos y otros familiares. Por eso que nuestro proyecto se centra en los más pequeños, enseñándoles a inculcar estos valores innatos en otros, y a desarrollarlos a lo largo de su vida.

Queremos formar parte de su educación para que no pierda este valor y respeto por la vida y por los demás. 

Quien es PEPA

Fundación Altarriba cuenta con unos 400 voluntarios, y entre ellos numerosos niños que ejercen el voluntariado de protección animal junto a sus padres.

Queremos que el futuro eduque al presente, y un grupo de niños, de entre 8 y 12 años, son los promotores de la campaña contra el abandono y por la tenencia responsable de animales. Ellos mismos explican su experiencia a sus compañeros, que se sentirán más identificados y les gustará seguir un ejemplo de su edad, con el objetivo de incluir en el día a día el respeto por los animales y la Naturaleza, algo que tendría que considerarse normal.

El grupo inicial está formado por hijos de voluntarios (previa autorización), a quienes se da una charla explicativa en la sede de Fundación Altarriba, apoyada con un tríptico en forma de cómic, que después se usa en charlas en colegios y diferentes mesas informativas.

Junto a este grupo de niños, en PEPA hay siempre un representante de Fundación Altarriba, coordinando el proyecto y llevando a cabo todas sus acciones.

Actuación de PEPA

A través de los padres empezamos a formalizar las charlas en los colegios sobre voluntariado y protección animal, presentadas por un niño ya voluntario, que explicará su propia experiencia, acompañado por un representante de Fundación Altarriba.

En estas charlas utilizamos el tríptico, que repartimos entre alumnos y profesores, e incluimos vídeos o fotos de los niños voluntarios trabajando en algún centro de adopción, e incluso imágenes en su vida cotidiana cuidando de su propio animal de compañía en casa, sacando al perro a pasear, llevándolo al veterinario, educándolo, jugando con gatos, cepillándolo, e incluso actuando ante un animal abandonado en la calle, enseñando a los otros niños como actuar ante un caso así, llamando siempre primero a un adulto.

Después de estas charlas, mantenemos contacto con los profesores y dejamos material para que se sigan dando estas charlas a compañeros otras clases o cursos inferiores. Estos niños a su vez llevan los nuevos conceptos a sus casas y podrán educar ellos a los adultos en cierto sentido, sirviendo de ejemplo y animándolos a sacar al perro, a limpiar la arena del gato, a ir a un centro de adopción a apadrinar algún animal, hacerse socios, etc. y también a sus amigos.

Se trata de asentar una base muy positiva en estos niños, para que sean conscientes del problema del abandono y el maltrato en nuestro país, y mantengan este valor innato de protección y empatía por los demás, ya no sólo los animales. Son valores muy bonitos que todo niño tendría que tener, que le ayudarán en su momento a diario y en sus relaciones con los otros niños.

Los niños de esta edad, entre 8 y 12 años, seguro que ya han tenido alguna experiencia, positiva y negativa, con animales o su entorno, seguro que al sentirse escuchados y al recibir información otros niños con experiencia se sienten identificados e interesados.

 
© 1998 - 2014 Fundación Altarriba, Amigos de los Animales
AVISO LEGAL
|
POLÍTICA DE PRIVACIDAD