Hazte socio de Fundación Altarriba
Peletería: Preguntas y Respuestas (F.A.Q.)
Qué es la peletería
(1) f. Oficio y técnica de preparar las pieles finas de los animales y confeccionar con ellas prendas de abrigo y otras cosas
(2) f. Oficio y técnica de preparar las pieles finas de animales previamente criados en granjas de confinamiento, o capturados de la libertad mediante cepos, golpes con mazos en el cráneo u otros medios, para confeccionar con ellas prendas de abrigo y otras cosas cuya tenencia y ostentación presupone un dudoso status social.
Vídeo de la investigación de PeTA sobre las granjas peleteras, narrado por la diseñadora Stella McCartney
* El contenido puede herir la sensibilidad
Un vistazo a la realidad

Las fotografías que mostramos en esta página proceden de PeTA (People for the Ethical Treatment of the Animals). Ante ellas, no queda nada por añadir al monstruo en que nos convertimos los humanos, en este caso, para exhibir nuestros cuerpos envueltos en los restos de cadáveres, porque para una parte de la humanidad es una muestra de categoría social.

La cantante Sophie Ellis-Bextor ha posado ante el objetivo de la cámara de Mary McCartney, la hija fotógrafa de Paul y Linda McCartney, en la nueva campaña de PETA. La cantante, candidata a uno de los premios MTV Europe que se fallaron en Barcelona, aparece en la imagen vestida de negro sujetando el cuerpo de un zorro desollado. La leyenda --"aquí está el resto de tu abrigo de piel"-- remata el impactante conjunto.

¿Es más humanitario criarlos?
Fuente: The Humane Society of the United States / PETA
Traducción: Fundación Altarriba

No. La base está en que los productores de piel tienen a emplear los métodos y productos que supongan la mejor relación coste/beneficio, a menudo a expensas de los animales. Los que se crían en estas "granjas" (un eufemismo que se ha inventado la industria) incluyen visones (el más común), zorros, martas y chinchillas.

Viven confinados en diminutas jaulas de alambre en las que toda actividad natural les está prohibida. Sucumben a rápidos contagios de enfermedades y desarrollan conductas con estereotipos obsesivo-compulsivos (girar sobre sí mismos, automutilación y canibalismo); todo ello viene inducido por el aburrimiento, la frustración y la privación de un entorno biológicamente inadecuado. Y lo que es más, el uso de hormonas y la manipulación ambiental, para acelerar el crecimiento y subir los beneficios, son algo rutinario en este tipo de instalaciones. Se obliga a los animales a practicar la endogamia (cruce entre individuos de la misma sangre, como hermanos, padres e hijos, etc.) para obtener colores específicos, provocándoles graves anomalías como la sordera, terribles deformaciones en los genitales, cuellos deformados, anemia, esterilidad y alteraciones del sistema nervioso.

Los suelen matar entre los siete y diez meses edad con unos métodos tan inhumanos como la electrocución, el gas o la simple rotura de cuello. Aunque la industria peletera intenta evitar la censura pública diciendo que existe una guía ética del trato a estos animales, lo cierto es que seguirla o no es completamente voluntario.

© Furkills.org
Para hacer un abrigo hacen falta 50 visones. Los matan con gas, inyectándoles veneno o rompiéndoles el cuello.
No hay leyes que regulen el mantenimiento, manipulado o muerte de los animales de granja para la industria peletera
¿Sabías que el abrigo de astracán es un abrigo de piel de feto de cordero,
y que desangran a la madre para abrirle el útero?
Si conoces a alguien que tenga uno, explícaselo.
Pero sufren menos que los salvajes...

Falso. Es el argumento de los peleteros: que se crían para esto, y parece que por eso ya no tienen ni sistema nervioso. Pero el sufrimiento es doble, porque a la muerte atroz añadimos, como hemos dicho antes, que los animales de granja están privados de sus instintos más básicos, enjaulados desde que nacen y sin moverse, padeciendo todo tipo de afecciones físicas y neurológicas derivadas de esa vida miserable, sin atención veterinaria y sin importar lo que les pase hasta la hora de despellejarlos.

Bueno, es como criar a los de carne ...

Hay una diferencia fundamental. Podría reconocerse que el consumo de carne sea para algunos una necesidad de supervivencia humana, pero no hay justificación posible para la matanza comercial de animales sólo por su piel. La llegada de la piel sintética, más cálida y cómoda, ha eliminado la necesidad de las prendas de piel natural. Matar así a los animales en nombre de la moda degrada la vida, incluyendo la nuestra.

¿No es un recurso natural sostenible?

El uso de cepos no favorece una población salvaje estable y sana. Los tramperos dicen a los cuatro vientos que ellos se limitan a "cosechar" aquellos animales que iban a morir de cualquier forma, pero los factores naturales como el tiempo o la disponibilidad de comida, así como la capacidad innata de los animales para controlar su población por medios naturales son los que realmente mantienen el equilibrio en sus hábitats.

Hay evidencias de que los animales que antes caen en las trampas son los sanos, precisamente porque son más activos que los débiles o enfermos. Por tanto, el uso de cepos es nocivo para la población animal, porque elimina a los ejemplares sanos y deja libres a los enfermos.

Los cepos no capturan animales específicos, tal y como sostienen quienes los utilizan. Ellos mismos confiesan que capturan 10 animales no deseados (perros y gatos, conejos, aves, reptiles, ciervos, ...) por cada uno que les sirve. Estas muertes accidentales, que incluyen especies en vías de extinción, no son factores "sostenibles" de la materia prima peletera.

El impacto en las poblaciones objetivo todavía es más oscuro. De hecho, en los países que se utiliza la caza con cepo ha provocado la práctica desaparición de martas y varios felinos.

Hazte socio de Fundación Altarriba
Fundación Altarriba: Pau Claris 87 - 08010 Barcelona | Teléfono (+34) 93 412 00 73 | altarriba@altarriba.org
© Fundación Altarriba, Amigos de los Animales