Espronceda 214-216 . 08018 Barcelona | Teléfono (+34) 93 412 00 73 | altarriba@altarriba.org
Página anterior

La salud de nuestros animales

El contenido de esta sección sobre la salud de los animales de compañía debe entenderse como meramente informativo, y en concepto de consejos de previsión. Aunque realizado por profesionales, en ningún caso debe utilizarse como pauta de diagnóstico o medicación por parte del propietario: LA ÚNICA Y ÚLTIMA PALABRA LA TIENE TU VETERINARIO.

Dermodicosis canina, Dr. José Enrique Zaldívar

La Demodicosis canina es una enfermedad de la piel que aparece por la multiplicación excesiva en los folículos pilosos y las glándulas sebáceas de un ácaro comensal y específico de la piel perteneciente a la familia de los Demodex canis. 

Se podría pensar que los perros que la padecen han sido poseídos por el demonio, pero todo tiene su por qué. En el último año, han sido varios los cachorros que han acudido a nuestra clínica con lesiones cutáneas que en épocas anteriores veíamos muy de vez en cuando, y que tras las pruebas laboratoriales pertinentes hemos diagnosticado como “Demodicosis canina”.


Toxoplasmosis
La información que incluimos en esta página (FAQ) está extraída de la División de Enfermedades Parasitarias del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos, una entidad sanitaria entendemos que de sobrada solvencia para que su dictamen tenga la seriedad y credibilidad que, desgraciadamente, se le niega a una entidad de protección animal en este tipo de cuestiones, olvidando muchas veces el hecho fundamental de que la información que damos al público siempre está perfectamente contrastada, porque vuestra confianza en nuestro trabajo sólo se obtiene utilizando siempre la verdad. 
Cuestiones generales sobre la toxoplasmosis
  • Qué es
  • Cómo se produce el contagio
  • Principales síntomas
  • Grupos de riesgo
  • Qué hacer si se cree estar en riesgo
  • Qué hacer si se tiene
  • Tratamientos
  • Precauciones básicas: cómo prevenirla
  • Distribución geográfica de la enfermedad
La toxoplasmosis y el gato
  • Por qué en el gato es diferente
  • Si estoy en situación de riego, ¿puedo quedarme con mi gato? SÍ
  • Si mi gato está infectado ¿es contagioso para siempre? NO

Resumen sobre los gatos, y reducir los riesgos de contagio

Recomendaciones para un embarazo seguro con animales de compañía:

Existe la falsa creencia de que el embarazo y los animales de compañía son incompatibles. Con frecuencia, encontramos familias reacias a tener un animal de compañía durante el embarazo, por el riesgo de contagio de la toxoplasmosis u otras infecciones.

Nos hemos puesto en contacto con los compañeros de Atlàntida, empresa especializada en seguros y planes de salud, para que nos hablen sobre los posibles riesgos y las precauciones que deberíamos tener si convivimos con animales durante el embarazo.

Lo primero que nos comentan es que la convivencia con un animal es perfectamente compatible con el embarazo y no significa ningún riesgo para la mujer embarazada o cualquier otro miembro de la familia, si se da una buena alimentación, una desparasitación periódica, una correcta eliminación de su materia fecal y se siguen unas sencillas recomendaciones.

En la conversación que mantuvimos, mencionaron un estudio del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona sobre la transmisibilidad de la toxoplasmosis, que señala como principales factores de riesgo ingerir carne cruda o poco cocida, no lavar exhaustivamente las frutas, verduras y hortalizas que vayan a comerse crudas y una mala higiene después de haber manipulado tierra de las macetas, el jardín o el huerto, otorgando a estos factores más peligrosidad que el contacto con animales.

Otro trabajo que salió a luz y que está muy alineado con el anterior, es una publicación del Grupo de Estudio de Medicina Felina de AVEPA (Asociación de Veterinarios Españoles Especialistas en Pequeños Animales), que concluye que la toxoplasmosis en gatos es una enfermedad poco frecuente. El gato es el único animal que puede eliminar en las heces las formas infectivas del parásito y, con frecuencia, los médicos advierten a las mujeres embarazadas de los potenciales peligros del contacto con los gatos. Sin embargo, existen numerosas evidencias científicas que demuestran que el contagio de la toxoplasmosis a los seres humanos por contacto con las heces de un gato infectado es poco probable, y que la gran mayoría de las personas que se infectan lo hacen por haber consumido carne poco cocinada, vegetales u hortalizas contaminados con ooquistes del parásito o por el contacto directo con suelos contaminados.

Recomendaciones:

Si antes del embarazo ya había un gato en la familia, es interesante que la futura mamá se haga una prueba para saber si ha pasado la enfermedad, ya que una vez la padecemos nos hacemos inmunes, de manera que no tendríamos que preocuparnos.

Es importante limpiar todos los días la bandeja de la arena y desinfectarla con agua hirviendo, utilizar guantes durante el proceso y lavarse muy bien las manos al terminar.

En cuanto a los perros, conviene hacer una visita al veterinario para que compruebe que tiene en regla todas sus vacunas, especialmente las del parvovirus, el coronavirus y la rabia. También será importante que mantengamos muy limpios todos sus objetos y juguetes, y así minimizaremos el riesgo de cualquier tipo de infección.

Dado que la toxoplamosis se contagia por vía oral y los ooquistes pasan al sistema digestivo  a través de la boca, es importante cocinar muy bien la carne que vayamos a consumir y lavarnos bien las manos después de manipular carne cruda, lavar cuidadosamente las frutas y verduras que vayamos a consumir crudas y los utensilios que hayamos utilizado, utilizar guantes cuando toquemos tierra de las macetas, el jardín o el huerto porque podría contener parásitos y beber agua mineral o hervida previamente, ya que los parásitos también pueden transmitirse a través de este elemento.

Queremos agradecer enormemente a Atlàntida su colaboración con la Fundación, y queremos recordaros que Atlàntida destinará la PRIMERA MENSUALIDAD de todas las pólizas de salud que se contraten a través de nuestra Fundación.

Si estáis pensando en tener un seguro de salud, y queréis contribuir a la protección de los animales, podéis visitar la página www.atlantida.net o llamar al 93 237 70 70 y preguntar por Diego Cabrera.


Golpe de calor
En apenas 10 minutos, un perro o un gato pueden morir dentro de un coche. A veces, ni un rescate rápido consigue evitar los problemas vasculares, las hemorragias o el edema cerebral. Parece mentira que haya todavía tantos propietarios tan irresponsables. Lo de "es cuestión de cinco minutos" se convierte en un drama al volver: el animal ha muerto. 
  • La temperatura corporal
  • El control de la temperatura corporal
  • Factores de riesgo
  • El golpe de calor
    • Síntomas
    • Consecuencias
    • Primeros auxilios
  • Evitar el golpe de calor
  • Perros dentro del coche: pasaporte a la muerte


Síndrome de Cushing en los perros, Dr. José Enrique Zaldívar
Si vuestro perro tiene más de 6 años, y en un momento determinado comienza a beber más agua de lo habitual, lo que conducirá a un aumento de la diuresis, os pide más comida de la que debería ingerir, presenta zonas del cuerpo con una alarmante falta de pelo, y jadea más de lo normal sin causa que lo justifique, necesitará una visita al veterinario, que seguro tendrá en cuenta la posibilidad de que padezca un síndrome de Cushing. 
  • Origen
    • Hipófisis
    • Glándulas suprarrenales
    • Glucocorticoides
  • Predisposición racial
  • Síntomas generales
  • Síntomas cutáneos
  • Diagnóstico
  • Pronóstico y tratamiento

 
© Fundación Altarriba, Amigos de los Animales
AVISO LEGAL
|
POLÍTICA DE PRIVACIDAD